Menu
A+ A A-

LIPOSUCCIÓN DE PARED ABDOMINAL

 

Indicaciones:

Solo está indicada cuando hay un acúmulo de grasa localizado (no para obesidad generalizada) y siempre que la piel tenga un buen tono y capacidad de retracción. Si hay flacidez, para conseguir buen resultado la liposucción tiene que ir asociada a resección de piel, generalmente en línea suprapúbica (minidermolipectomía abdominal). Cuando hay una pared abdominal “descolgada” (vientre en delantal), no sirve la liposucción, hay que realizar dermolipectomía abdominal si bien la liposucción se empleará como un complemento en el colgajo –siempre que sea necesario- para dejar un abdomen plano. La liposucción tampoco sirve en los casos en que la pared abdominal, está abombada pero no por panículo adiposo sino por una eventración o por diástasis de rectos abdominales.

Lo que se pretende lógicamente es diferente en la mujer que en el hombre. En la mujer se pretende reducir el volumen y marcar la cintura ya sea congénito, post-embarazos o post-menopausia. No se puede diseñar con liposucción una falsa “tableta de chocolate” que ansían o solicitan a veces los varones. Se puede eliminar panículo adiposo y marcar más hundida la línea media supraumbilical. El paciente puede completar el tratamiento desarrollando los músculos rectos abdominales con el ejercicio físico adecuado.

Caso real:

LIPOSUCCIÓN DE PARED ABDOMINAL:

LIPOSUCCIÓN DE PARED ABDOMINAL



La intervención:

La anestesia para la liposucción en pared abdominal suele ser epidural, aunque en algunos casos se realiza con anestesia local y sedación, y en algunas ocasiones (a veces por preferencias del paciente) con anestesia general.

La hospitalización varía de unas horas a un día según el tipo de anestesia y la amplitud de la intervención. Previamente se le dan por escrito unas recomendaciones además de realizar los estudios preoperatorios.

Las molestias, con la analgesia pautada se toleran en general muy bien. La recuperación cuando solo se realiza liposucción suele ser muy rápida, pudiendo incorporarse a su trabajo en 24 horas para los casos mas sencillos y en una semana para casos más complejos, si bien el/la paciente debe llevar una faja o body (con presión moderada) durante dos o tres meses y lo ideal es que esta faja no haga arrugas por lo que debe evitar pasar muchas horas sentado/a durante los primeros quince días de postoperatorio. La pregunta mas común sobre esta cirugía es: ¿Es para siempre el resultado? La respuesta es afirmativa pero en muchos casos, con el paso de los años vemos que la pared abdominal no está tan plana como se ha dejado y al explorar y preguntar observamos que un paciente que iba a diario al gimnasio se ha pasado a una vida sedentaria y los músculos rectos y oblicuos del abdomen ceden. Por otra parte si el paciente aumenta muchos kilos de peso, además del panículo adiposo subcutáneo las vísceras abdominales se cargan más de grasa y abulta más, pero los volúmenes serán mayores en proporción en otras partes del cuerpo en donde no se ha realizado la liposucción. Convendrá también descartar en esos casos, por ecografía, la aparición de tumores benignos en útero, hepatomegalia, etc. que de forma totalmente independiente a la liposucción realizada, puedan aparecer y dar un mayor volumen a nivel abdominal.

Dirección

C/ Montero Ríos 12, 3ºA
Santiago de Compostela
15706 A Coruña
Galicia

Teléfono

+ 0034 981 599 415

Fax

+ 0034 981 552 073

Mail

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.