Menu
A+ A A-

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

Indicaciones: o lo que es lo mismo ¿quién se puede beneficiar de esta cirugía?

  • Mamas muy grandes.
  • Mamas muy anchas (difíciles de “recoger” en sujetadores standard).
  • Mamas de tamaño normal pero de nacimiento “anormalmente” bajo.
  • Mamas de volumen grande además de flácidas y/o con estrías.
  • Mamas grandes con tendencia familiar a cáncer de mama.
  • Reasignación de sexo mujer a hombre.
  • Mamas grandes y con serios problemas de cervicales o plexo braquial.

Caso real:

 Reducción de Pecho

No se pueden poner tantos ejemplos con foto en esta Pág. Web como formas hay de tórax con sus mamas correspondientes, por lo que la consulta es imprescindible para poder saber cómo será aproximadamente el resultado, además de contestar a todas las dudas de forma personalizada.

En la primera consulta se le explican las ventajas y desventajas de esta cirugía.

Lo que se pretende con una reducción de mamas:

Aumentar la autoestima, poder vestirse con comodidad y de forma más estética, evitar dolores de espalda (los más frecuentes en cervicales), evitar dolor y parestesias en extremidades superiores, evitar intertrigo de grandes pliegues y queratosis seborreicas en surco intermamario y/o surcos submamarios, poder practicar deporte con comodidad, reducir areolas anormalmente grandes, eliminar áreas mamarias con imágenes sospechosas que exigen muchos controles mamográficos, mastectomía subcutánea y reconstrucción en pacientes con alto riesgo de cáncer de mama, transformar un tórax femenino en un tórax masculino (por reasignación de sexo).

Dicho esto, ¿la mamoplastia de reducción es Cirugía Estética o es Cirugía Reparadora?. Quizás en más del 50% de los casos, es  una combinación de ambas.

Post-operatorio:

Al día siguiente de la intervención la paciente se alimentará normal, puede levantarse y pasear pero sin elevar los brazos. Con la analgesia pautada, el dolor se suele tolerar bien. Algunas pacientes se quejan del dolor de espalda porque tienen que dormir en decúbito supino (“boca arriba”).

El alta hospitalaria se produce generalmente a las 36 horas del post-operatorio, aunque a veces se puede marchar en menos de 24 horas post-intervención.

Ya en su casa o si son de muy lejos en un hotel, debe seguir las instrucciones que se le entregan por escrito, al igual que la medicación que debe tomar y los teléfonos a donde puede llamar si tiene dudas.

Al 6º día se hace la 1ª cura y se cambia el vendaje por un sujetador especial.

La siguiente cura se hace al 10º día post-operatorio.

Hacia el día 28-30 de post-operatorio se hace otro control de cicatrices. Después, durante tres meses, se hace revisión mensual para controlar las cicatrices y dar consejos en cuanto a sujetadores, deporte, etc. Si no pueden asistir a estas revisiones se mantiene contacto vía e-mail. La baja laboral va  a depender de las características de su trabajo.

La práctica de deportes y otras actividades también dependen de las características de los mismos.

Riesgos de la operación:

Aunque a todas las pacientes se le entrega el mismo Consentimiento Informado de Cirugía y de Anestesia para firmar, no todas tienen el mismo riesgo de una complicación. Así las fumadoras que no sean capaces de abstenerse de fumar en el postoperatorio, deben “leer” el apartado “TABACOy reducción mamaria”.

La paciente que va bien estudiada a quirófano y en buenas condiciones porque sus estudios preoperatorios así lo confirman, si la cirugía se realiza en una clínica con todos los adelantos tecnológicos y un equipo de profesionales con experiencia, minimiza el riesgo de complicaciones. Añadir aquí que la paciente responsable no oculta ningún dato a su médico sobre medicación, drogas, ni cirugías anteriores y en el preoperatorio y post-operatorio cumple al pie de la letra las recomendaciones que se le dan y ante cualquier duda que le surge, pregunta.

Si además tiene a su cirujano cerca para preguntar, explorar, realizar controles del tipo que haga falta y acude a las revisiones para control de cicatrices y recomendaciones que procedan… El riesgo de que ocurran complicaciones intraoperatorias, postoperatorias o de resultados pobres, se reduce exponencialmente.

¿Puede haber sorpresas negativas? Para evitarlas es importante personalizar el proyecto viendo a la paciente y explicándole detalles de su tórax de los que a veces nunca se han percatado. Y enseñándole un caso similar al suyo para que vea como pueden quedar. Cuando hay asimetrías torácicas es muy importante hacérselo ver antes de la cirugía y explicar como se va a intentar disimularlo.

 

 

Dirección

C/ Montero Ríos 12, 3ºA
Santiago de Compostela
15706 A Coruña
Galicia

Teléfono

+ 0034 981 599 415

Fax

+ 0034 981 552 073

Mail

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.